Putos breves

ficción jedionda


“Adiposidades mal ubicadas. Un yerro. O un infortunio. Subsanable. La clavícula, el músculo deltoide, el húmero, la cabeza del bíceps, el músculo braquial, el triceps, la arteria braquial, el nervio mediano, el músculo braquiorradial, el flexor de los dedos y del pulgar, el músculo abductor del meñique, la arteria urnal, el nervio mediano, el arco palmas y sus arterias digitales. Dedos pulgares, talones y dedos gordos de sus pies. Las uñas de esos dedos de sus pies. La distribución de los pelitos desde la ingle hasta sus pies. Pelitos en sus pies. Pelitos en los reversos de las palmas de sus manos. Su brazo izquierdo. Su vena cefálica y los flexores de su antebrazo izquierdo. Sus músculos y si irrigación sanguínea. La contracción de su pecho cuando el agua fría le pegaba la camisa blanca con manchas. Imprescindible la camisa blanca en la jota pé. Frabricio Frotti era de la jota pé. Fabricio Frotti era humectante. Esbozaba lo venidero. El castigo placentero. Real. Uno se animaba al barro con él. Fue criado entre la dictadura y las nubes. Más de uno se ahogó ahí. Nos incluimos los dos. Ahí era Fabricio Frotti. Omití u olvidé algunas partes. Son cicatrices húmedas, son”.

“Adiposidades mal ubicadas. Un yerro. O un infortunio. Subsanable. La clavícula, el músculo deltoide, el húmero, la cabeza del bíceps, el músculo braquial, el triceps, la arteria braquial, el nervio mediano, el músculo braquiorradial, el flexor de los dedos y del pulgar, el músculo abductor del meñique, la arteria urnal, el nervio mediano, el arco palmas y sus arterias digitales. Dedos pulgares, talones y dedos gordos de sus pies. Las uñas de esos dedos de sus pies. La distribución de los pelitos desde la ingle hasta sus pies. Pelitos en sus pies. Pelitos en los reversos de las palmas de sus manos. Su brazo izquierdo. Su vena cefálica y los flexores de su antebrazo izquierdo. Sus músculos y si irrigación sanguínea. La contracción de su pecho cuando el agua fría le pegaba la camisa blanca con manchas. Imprescindible la camisa blanca en la jota pé. Frabricio Frotti era de la jota pé. Fabricio Frotti era humectante. Esbozaba lo venidero. El castigo placentero. Real. Uno se animaba al barro con él. Fue criado entre la dictadura y las nubes. Más de uno se ahogó ahí. Nos incluimos los dos. Ahí era Fabricio Frotti. Omití u olvidé algunas partes. Son cicatrices húmedas, son”.

(Fuente: putosbreves.blogspot.com.ar)